lunes, 27 de noviembre de 2017

El patrimonio de La Zubia


Letra y música de Leonard Cohen, bíblica, arreglos de Jeff Buckley. 
Intérprete: Bon Jovi.
IES Laurel de la Reina
Fotografía: Irene Vera



HALLELUJAH
I heard there was a secret chord
that David played to please the lord
But you don't really care for music, do you ?
Well it goes like this the fourth, the fifth
The minor fall and the major lift
The baffled king composing hallelujah

Hallelujah...

Well your faith was strong but you needed proof
You saw her bathing on the roof
Her beauty and the moonlight overthrew you
She tied you to her kitchen chair
She broke your throne and she cut your hair
And from your lips she drew the hallelujah

Hallelujah...

Baby i've been here before
I've seen this room and i've walked this floor
I used to live alone before i knew you
I've seen your flag on the marble arch
But love is not a victory march
It's a cold and it's a broken hallelujah

Hallelujah...

Well there was a time when you let me know
What's really going on below
But now you never show that to me, do you?
But remember when i moved in you
And the holy dove was moving too
And every breath we drew was hallelujah

Hallelujah...

Well, maybe there's a god above
But all i've ever learned from love
Was how to shoot somebody who outdrew you
It's not a cry that you hear at night
It's not somebody who's seen the light
It's a cold and it's a broken hallelujah

Hallelujah...

viernes, 1 de mayo de 2015

Amor constante más poderoso que la muerte, de Quevedo



Cerrar podrá mis ojos la postrera
sombra, que me llevare el blanco día;
 y podrá desatar esta alma mía
hora, a su afán ansioso lisonjera:

mas no desotra parte en la ribera
dejará la memoria, en donde ardía;
nadar sabe mi llama la agua fría,
y perder el respeto a ley severa.

Alma, a quien todo un dios prisión ha sido,
venas, que humor a tanto fuego han dado,
medulas, que han gloriosamente ardido;

su cuerpo dejarán, no su cuidado;
serán ceniza, mas tendrá sentido;
polvo serán, mas polvo enamorado.

                                    (Francisco de Quevedo)


Tema

La perviviencia del amor más allá de la muerte.

Quevedo no canta a su amada, sino la subjetividad de su propio sentimiento amoroso.

Organización de las ideas

ABBA/ABBA/CDC/DCD
Soneto. El elevado número de sinalefas da sensación de fluidez a la cadena fónica.

Dos partes:
  • Los cuartetos presentan el plano de la muerte.
  • Los tercetos nos ofrecen el plano del amor-vida y la condensación temática de ambos planos.
En torno a una antítesis barroca se contruyen las dos estrofas, de claro valor conceptual, formadas por una sola oración sintáctica. Varios sustantivos mantienen la visión metafórico-alegórica LLAMA-AGUA


OBJETO IMAGEN --------------------------------------------- OBJETO REAL

(postrera) sombra ....................................................muerte
(blanco) día................................................................ vida
agua (fría) ............................................................... muerte (río Leteo)
llama ......................................................................... amor
ley (severa) ............................................................... olvido

A la vez, los constantes artículos generalizan a los sustantivos, mientras que los determinantes posesivos se encargan de enfatizar toda la subjetividad expresiva del poeta:


mis ojos.... alma mía... mi llama ….


En la mitología griega, los espíritus de los muertos bebían las aguas de Leteo para olvidar el pasado (era el “río del olvido”), y desde Petrarca, la poesía amorosa ha hablado del “fuego del amor”, pero en estos versos de Quevedo hallamos otra concepción estremecedora: aquí la originalidad está en el concepto, en la asociación de esas dos ideas.:

                                         LLAMA ------- AGUA
                                             !                    !
                                        AMOR--------- MUERTE  

                       
                                                               
para desembocar en un bellísimo y profundo desenlace. El amor sobrevivirá a la propia muerte.

Ese concepto, anclado en los dos versos centrales (8 y 9), se ensancha desde la rotundidad afirmativa del presente verbal, apoyándose rítmicamente en una sonora cacofonia: la agua ,y en una aliteración vocaĺica, que parece dar a los versos 7 y 8 una serena ligereza:


        nadar sabe mi llama la agua fría
        y perder el respeto a ley severa.




Es el sistema verbal el que reafirma la emotiva seguridad del poeta. Girando sobre el eje del presente “sabe” , en el centro del soneto, se articula un triple juego de esencialea ideas que unen las dos partes de la estructura:

POSIBILIDAD Futuros en perífrasis “cerrar podrá”
“podrá desatar”
1º CUARTETO
VIVENCIA Pasado aún cercano “ha sido”
“ha dado”
“han ardido”
1º TERCETO
SEGURIDAD Futuros absolutos “dejará”
“tendrá”
“serán”
2º TERCETO

El primer terceto es la expresión del amor-vida. La gradación semántica marcada por:

ALMA-VENAS-MEDULAS
Se refuerza con un perfecto paralelismo sintáctico que abarca los tres versos:

SUSTANTIVO PROPOSICIÓN SUBORDINADA ADJETIVA VERSO
ALMA A quien todo un dios prisión ha sido v.9
VENAS Que humor a tanto fuego han dado v.10
MEDULAS Que han gloriosamente ardido v.11

La estrofa es la sensación de lo vivido, la misma idea intensificada en tres esencias de la realidad poética:

ALMA-prisión,VENAS-humor (sangre),MEDULAS-ardor (llama).

Este juego conceptista de sutiles sucesiones significativas se condensa en el segundo terceto. La misma gradación del plano vital (alma, venas, medulas) se entrelaza ahora, en simetría antitética, al plano de la muerte:

CUERPO - CENIZAS -  POLVO


y se encadena con el terceto anterior en una simbiosis perfecta:


           PRIMER TERCETO                           SEGUNDO TERCETO

alma a quien todo un dios prisión ha sido ... su cuerpo dejará , no su cuidado

venas que humor a tanto fuego han dado ... serán cenizas, mas tendrán sentido

medulas que han gloriosamente ardido ... polvo serán, mas polvo enamorado



 El círculo estructural se cierra en este último terceto. Aparecen tres pausas internas, una en cada verso, que dan solidez y fuerza fónica a las ideas : una elipsis en el verso doce (…no dejará su cuidado...) y un perfecto paralelismo en los dos versos finales. Con esta acumulación de recursos, el poeta pone rúbrica al más original tratamiento barroco del amor.








Conclusión

Desde el más puro conceptismo, Quevedo ha elegido una nueva óptica para el siempre viejo tema del amor. Entre su “yo” y el lector ha interpuesto un lenguaje complejo, dotado de múltiples recursos. El poema es un modelo de perfección formal y una muestra exquisita de sensibilidad expresiva.



miércoles, 4 de marzo de 2015

miércoles, 28 de enero de 2015

Comentario de texto: San Juan de la Cruz


Noche oscura del alma (San Juan de la Cruz)

En una noche escura,                            =  7 a
con ansias en amores inflamada,            = 11 B
¡oh dichosa ventura!,                            =  7 a
salí sin ser notada,                                =  7 b
estando ya mi casa sosegada.                 = 11 B

A escuras y segura
por la secreta escala, disfrazada,
¡oh dichosa ventura!,
a escuras y en celada,
estando ya mi casa sosegada.

En la noche dichosa,
en secreto, que nadie me veía
ni yo miraba cosa,
sin otra luz y guía
sino la que en el corazón ardía.

Aquesta me guiaba
más cierto que la luz del mediodía,
adonde me esperaba
quien yo bien me sabía,
en parte donde nadie parecía.

¡Oh noche, que guiaste;
oh noche amable más que el alborada;
oh noche que juntaste
Amado con amada,
amada, con el Amado transformada!

En mi pecho florido,
que entero para él solo se guardaba,
allí quedó dormido,
y yo le regalaba
y el ventalle de cedros aire daba.

El aire del almena,
cuando yo sus cabellos esparcía,
con su mano serena
en mi cuello hería
y todos mis sentidos suspendía.

Quedéme y olvidéme,
el rostro recliné sobre el Amado;
cesó todo y dejéme,
dejando mi cuidado
entre las azucenas olvidado.


---------------------------------------------------------------


      En este poema de San Juan de la Cruz, la noche se transforma en luz, una vez que ha guiado a la Amada al encuentro con el Amado y se establecen relaciones con las ideas espaciales de arriba (lo divino) y abajo (lo corporal). El Amado es Dios. La Amada es el alma.
Cada una de las ocho estrofas que componen el poema es una lira, estrofa desarrollada por el Renacimiento Italiano y que, posteriormente, Garcilaso aclimató en la versificación castellana al escribir su canción V, A la flor de Gnido. La lira está compuesta por cinco versos (7a, 11B, 7a, 7b, 11B) con rima consonante.
RESUMEN

     La literatura mística (del griego, 'ciencia secreta') trata de mostrar la ascensión del alma hasta su unión con Dios.
         La mística es siempre un tipo de poesía a lo divino y tiene un sentido último y trascendental de carácter religioso. La amada (el alma de San Juan) deja en calma su casa (se ha purgado) y sale (se libera del cuerpo) en medio de la noche (oscuridad de los sentidos) a buscar a su Amado (Dios). La luz del amor (de la fe) la guía hasta unirse con él (Él).

TEMA

     Unión mística de alma y Dios.

ORGANIZACIÓN DE LAS IDEAS

    El poema se divide en tres partes, correspondientes a cada una de las tres vías o caminos que el alma ha de recorrer necesariamente para su unión con Dios.
- 1ª Parte: La primera vía es la purgativa (dos primeras estrofas), también denominada ascética, pues en ella el alma se libera de sus pasiones y se purifica de sus pecados a través de la negación de los sentidos y del intelecto. 
 
- 2ª Parte: La segunda vía es la iluminativa (estrofas 3ª y 4ª). A través de ella, el alma es alumbrada por la luz de la fe, que le marca el seguro camino hacia Dios. 
 
- 3ª Parte: La tercera vía es la unitiva (estrofas 5ª, 6ª, 7ª y 8ª), en la que se logra lo que el propio San Juan de la Cruz denominó matrimonio espiritual: la unión entre alma y Dios.



CLAVES

- Noche: Simboliza la oscuridad de los sentidos, del esfuerzo y el sacrificio que el alma ha de llevar a cabo para alcanzar la perfección que le permita elevarse hacia Dios. Refuerza su significado con el epíteto escura (v.1), y más adelante repitiendo anafóricamente la locución a escuras (v. 6 y 9). La noche es el lugar de la acción. 
 
- Salí: El verbo está en primera persona, por lo que la voz poética pasa a la acción. 
 
- En la exclamación ¡oh dichosa ventura!, el epíteto “dichosa” refuerza el significado de 'suerte' o 'felicidad' que posee el sustantivo “ventura”
 
- Estando ya mi casa sosegada: nos da a entender que el alma está en paz porque se ha alejado ya de las tentaciones mundanas (la aliteración del sonido /s/ nos sugiere la idea de silencio y soledad).
- La experiencia mística significa 'sabiduría secreta'. Por ello, y en relación directa con la idea de oscuridad, se despliega el campo semántico de lo secreto: sin ser notada (v.4), secreta (v.7), disfrazada (v.7), en celada (v.9). 
 
- Él es, enigmáticamente, quien yo bien me sabía (v.19).
 
- La oscuridad no puede tener continuidad en esta vía iluminativa y deja paso a la luz
 
- El corazón es símbolo de realidades interiores.
- La quinta estrofa es toda ella una pura exclamación afectiva. Nos anuncia que se ha llegado al fin del camino, haciendo de Amado y amada una sola cosa, es decir, haciendo que el alma se integre plenamente en Dios (v.25).
- La amada ofrece su pecho como almohada de flores para el Amado (v.26-27), donde Éste se duerme (v.28) mientras ella lo acaricia (v.29). 
 
- El poema se cierra con el éxtasis del alma. A través de una suave aliteración en que se repite el sonido /m/, la escena se carga de amor y de afectividad:
Quedéme y olvidéme (v.36), cesó todo y dejéme (v.38). Es la anulación, la dejación, la quietud. 
 
- El poema se cierra con un último símbolo: la pureza que representan las azucenas.



“Noche oscura del alma”, de Jésed.




The dark night of the soul, musicación de Loreena McKennitt del poema homónimo de san Juan de la Cruz:








viernes, 23 de enero de 2015

Comentarios de textos: Garcilaso de la Vega



 Soneto XIII, de Garcilaso de la Vega





A Dafne ya los brazos le crecían                           11 A
y en luengos ramos vueltos se mostraban,           11 B
en verdes hojas vi que se tornaban                       11 B
los cabellos que al oro oscurecían.                       11 A

De áspera corteza se cubrían                                11 A
los tiernos miembros, que aún bullendo estaban, 11 B
los blancos pies en tierra se hincaban                   11 B
y en torcidas raíces se volvían.                              11 A

Aquel que fue la causa de tal daño                        11 C
a fuerza de llorar, crecer hacía                              11 D
el árbol que con lágrimas regaba.                         11 E

¡Oh miserable estado, oh mal tamaño!                  11 C
¡Que con llorarla crezca cada día                          11 D
a causa y la razón por que lloraba!                        11 E


Apolo y Dafne, de Bernini.












El mito

Según el mito, Apolo, enamorado de Dafne, la persigue. Ella, atemorizada, huye a la carrera, implorando el auxilio de su padre, el dios-río Peneo, que salva a la ninfa transformándola en laurel. En este soneto se muestra únicamente el desenlace de la historia: la gradual metamorfosis de Dafne y la amarga decepción de su perseguidor.

Tema y organización de las ideas
Es una recreación del mito de Apolo y Dafne, pretexto para la plasmación del amor imposible. A partir de esta idea, la decepción final de Apolo es el reflejo de cómo la ingrata realidad se acaba imponiendo a los ideales.
1ª Parte: Los cuartetos describen la metamorfosis de Dafne.
2ª Parte: El primer terceto expresa la dolorida reacción de Apolo.
3ª Parte: El segundo terceto constituye la reflexión lírica a partir del mito: identificación subjetiva entre el sentimiento amoroso y el mito.

Claves del texto

- La primera fase del poema capta el instante de la transformación, presentada como un proceso no acabado (2 cuartetos), con los verbos en pretérito imperfecto, de valor aspectual imperfectivo. El verbo “vi” (Apolo narra la metamorfosis como único testigo) describe la transformación de lo humano en vegetal. Brazos y cabellos abrazan a ramos y hojas en el primer cuarteto. En el segundo cuarteto, lo vegetal (corteza, raíces) abraza a lo humano (miembros, pies). Ello indica un cambio de naturaleza en plena transformación.

- Existen epítetos en antítesis entre los elementos sensoriales positivos y negativos referidos a lo humano y a lo vegetal:

tiernos miembros /áspera corteza; blancos pies /torcidas raíces”

    - El nombre de Apolo no se hace explícito. Apolo es “aquél” que fue la causa de tal daño, quien, llorando la pérdida de Dafne, hace crecer el árbol con sus lágrimas.
    - El último terceto es de naturaleza reflexiva en donde surge la desolación de Apolo y un dolorido sentimiento.











Soneto XXIII, de Garcilaso de la Vega

En tanto que de rosa y azucena
se muestra la color en vuestro gesto,
y que vuestro mirar ardiente, honesto,
enciende al corazón y lo refrena;

y en tanto que el cabello, que en la vena
del oro se escogió, con vuelo presto,
por el hermoso cuello blanco, enhiesto,
el viento mueve, esparce y desordena;

coged de vuestra alegre primavera
el dulce fruto, antes que el tiempo airado
cubra de nieve la hermosa cumbre.

Marchitará la rosa el viento helado,
todo lo mudará la edad ligera,
por no hacer mudanza en su costumbre.





Tipo de estrofa


Es un SONETO compuesto por 14 versos endecasílabos de rima consonante, distribuidos en dos cuartetos (ABBA ABBA) y dos tercetos (CDE DCE). El soneto, estrofa culta de origen italiano, introducida en la lírica española gracias a Juan Boscán y a Garcilaso de la Vega, se ha venido utilizando desde entonces, con mayor o menor intensidad, a lo largo de toda la historia de la literatura española.

Tema y organización de las ideas:
El poeta se dirige en concreto a una dama para que aproveche su juventud y hermosura (Carpe diem).



1ª Parte: Los dos cuartetos (vv 1-8). Descripción de la belleza física de una dama en su juventud, siguiendo el canon de belleza de la mujer renacentista (“Descriptio puellae”).

2ª Parte: El primer terceto (vv. 9-11), donde se explicita el tópico del “carpe diem”, exhortación a una dama para que aproveche su juventud y su belleza.

3ª Parte: El segundo terceto (vv. 12-14). Conclusión general. Nos habla del efecto devastador del paso del tiempo que conduce a la vejez y a la muerte (“Tempus fugit”).

Adjetivación:
  • Ardiente y honesto; clara y serena.
  • Epíteto “clara”: clara luz, refiriéndose a la serenidad de los ojos. Contrasta con la pasión que el “tú” del poema desata en aquél a quien dirige su mirada (la tempestad serena)
  • Blanco y enhiesto (cuello): responde al ideal de belleza.
  • Hermoso: adjetivo valorativo.
  • Adjetivos positivos: alegre, dulce, hermoso.
  • Adjetivos negativos: airado, helado, ligera.

Metáforas (extraídas de la naturaleza):
  • Rosa: mejillas sonrosadas.
  • Azucena: color pálido de la tez.
  • Tempestad: pasión que desata la dama al mirar a alguien.
  • Vena del oro: cabello rubio.
  • Alegre primavera: la juventud.
  • Dulce fruto: los placeres de la vida.
  • Hermosa cumbre: cabeza.
  • Nieve: pelo cano.
  • Marchitará la rosa: belleza efímera de la juventud.
  • Viento helado: edad.

     

El Renacimiento supone la afirmación vitalista y el enaltecimiento de la vida terrenal. Es el Carpe diem (“goza el día”).

domingo, 11 de enero de 2015

Que bien sé yo la fonte que mana y corre

Viaje a Úbeda 2012

Cantar del alma que se huelga de conoscer a Dios por fe. (San Juan de la Cruz)
"Que bien sé yo la fonte que mana y corre"


                    ¡Que(1)bien yo la fonte(2) que mana y corre,
                    aunque es de noche!                                                (Estribillo)

                       I
A/que/lla e/ter/na/ fon/te es/tá as/con/di/da. = 11 A 
¡Que/ bien / /yo /do/ tie/ne/ su/ ma/ni/da(3) = 11 A
aun/que es /de/ no/che!                              = 5 --
                                                                               (Pareado + Estribillo)
                       II
Su origen no lo sé pues no le(3) tiene
mas que todo origen della viene
aunque es de noche.

                      III
que no puede ser(4) cosa tan bella;
y que cielos y tierra beben della
aunque es de noche.

                   IV
Bien que suelo en ella no se halla
y que ninguno puede vadealla(5)
aunque es de noche.
                                                            Es una fuente que no tiene fondo;
                                                            es la insondable profundidad del
                                                            Altísimo.
                   V
Su claridad nunca es escurecida
y que toda luz de ella es venida(6)
aunque es de noche.
                                                                   Toda la luz proviene de la fuente.
                   VI
ser tan caudalosos sus corrientes(7),
que infiernos(8)cielos riegan y a las gentes
aunque es de noche.
                                                                         Intensos sufrimientos de la
                                                                         noche oscura del espíritu.
                   VII
El corriente que nace desta fuente
bien que es tan capaz y omnipotente
aunque es de noche.

                   VIII
El corriente que de estas dos procede
que ninguna de ellas le precede(9)
aunque es de noche.


                    IX
Aquesta eterna fonte está escondida
en este vivo pan por darnos vida
aunque es de noche.
                                                                         La Fuente y el Pan son dos
                                                                         imágenes consistentes en una
                                                                         misma realidad: Cristo.

                     X
Aquí se está llamando a las criaturas
y de esta agua se hartan, aunque a escuras(10)
porque es de noche.
                                                                        Las criaturas sacian su sed en
                                                                        la oscuridad, porque tal es la
                                                                        condición de su ser (creaturas
                                                                        y pecaminosidad).

                     XI
Aquesta viva(11) fuente que deseo
en este pan de vida yo la veo
aunque es de noche.

                                                           “Sé”: se transforma en "yo la
                                                           veo”; indica el camino del
                                                           conocimiento a la visión,
                                                           aunque todavía en la

                                                           oscuridad.

_____Glosario_____

1. "Que" tiene un valor ilativo, característico de la poesía popular. "Fonte", sin diptongación, puede ser un influjo dialectal, o responde a una rima interna, o es una reminiscencia de la lírica popular (Fontefrida).
2. "Manida": guarida, (del latín manere); pero también lugar donde mana, manantial (del latín manare).
3. "No le tiene": Leísmo, característico de autores castellanos de la época.
4. "Ser": empleado en el sentido de existir, haber.
5. "Vadealla": Vadearla. Asimilación de consonantes en el infinitivo.
6. "Es venida": empleo de ser con los verbos de movimiento.
7. "Sé que sus corrientes son tan caudalosas": Construcción latinizante de infinitivo. El término "corrientes" podía tener género masculino en la época de San Juan de la Cruz.
8. "Infiernos": Hipérbaton por intercalación del verbo, que debería ir antepuesto al primer complemento.
9. Paronomasia entre "procede" y "precede".
10. "A escuras": Locución adverbial, a oscuras, que incide en el tema de la oscuridad.
11. "Viva" y "de vida"= "fuente", "pan". Estructura quiástica ; los primeros son complementos aplicados a los segundos, y así, resultan equivalentes al "agua" y al "vino, sangre de Jesucristo" de la Eucaristía.
______

"Que bien sé yo la fonte". San Juan de la Cruz.
En el título "Cantar del alma que se huelga de conocer a Dios por fe", están ya declarados los dos elementos fundamentales de la metáfora, muy transparente: Dios es la fonte, y fe es la noche.

Los misterios de la Trinidad y de la Eucaristía, vividos a través de la fe. Dos misterios hacia los cuales, San Juan de la Cruz ha manifestado gran devoción. Uno de sus mayores tormentos en la prisión de Toledo era no poder celebrar misa ni recibir la Eucaristía. Allí, en la cárcel (1578), compuso estos versos.

Federico Ruiz Salvador, en su libro Introducción a San Juan de la Cruz, B.A.C, Madrid, 1968, argumenta que hay tres elementos que guían el desarrollo entero del poema:

1. El misterio divino (la fonte que mana o con alguna otra propiedad)
2. El conocimiento seguro del misterio divino (bien sé yo).
3. A través de la fe (aunque es de noche).

Mientras -escribe Federico Ruiz- el estribillo "aunque es de noche" se mantiene hasta el final, los otros dos elementos se alternan rítmicamente, precediendo uno u otro. A partir de la estrofa X, desaparece el "bien sé". La fuente y la noche perduran hasta el final. Es precisamente por este detalla que sabemos que hay un proceso interno en la sucesión de las doce estrofas, con línea descendente, que va desde lo abstracto a lo concreto:

1ª fase: "Aquella eterna fonte" evoca una contemplación de lejanía, compensada únicamente por la seguridad de la fe oscura. Se dilata esta visión en  ocho estrofas (II-IX).

2ª fase: "Aquesta eterna fonte" (estrofa X) nos trae la fuente al alcance de los labios con sólo un leve cambio de pronombre ("aquella-aquesta"). La sensación de cercanía se acentúa en el verso "en este vivo pan". En esta fuente cercana, se puede beber y saciar la sed. De ahí que desaparezca el "bien sé", de tono abstracto.

3ª fase: "Aquesta viva fonte" (estrofa XII) hace de conclusión, y aumenta la cercanía y la impregnación del alma. En lugar de "está escondida", "bien sé yo", aparecen formas de realismo (es la fuente "que deseo", en este pan de vida "yo la veo").

      El simbolismo fuente-noche pervive hasta el final. La fuente no ha sido eliminada por el nuevo simbolismo del pan de vida. La fuente del misterio divino brota libre en la oscuridad, fluye por la Eucaristía y empapa a las creaturas que de esta agua se hartan, aunque a oscuras.

    
Icono del Tránsito de San Juan de la Cruz. Museo San Juan de la Cruz (Úbeda).

  Es un poema profundamente bíblico en el que se presentan rasgos individuales procedentes de distintas tradiciones:

     * La castellana (el tema de la fuente).
     * La dialectal occidental (la "fonte").
     * El cancionero gallego-portugués (estructura de pareado con estribillo).
     * La poesía culta italianizante (el endecasílabo).

      Al emplear la forma de las canciones gallego-portuguesas, pero sin sus paralelismo ni su lirismo estático, las estrofas son "una progresiva exposición teológica, que podría haber sido desarrollada doctrinalmente".

     
   

   
Para leer más: morenocazalilla.blogspot.com